Consultor hotelConsultor RestauranteConsultor hoteleríaConsultor hosteleríaconsultoría hotelera

(+34) 954 711 450
info@eduardoserrano.com

MADRID · BILBAO · SEVILLA · GRANADA · BARCELONA

BOUTIQUE HOTEL MOLINO DEL ARCO

Boutique Hotel Molino del Arco - ESM y Asociados - Eduardo Serrano Martínez

 

ESM y Asociados colabora con el Boutique Hotel Molino del Arco en Ronda, Málaga, en el diseño de una nueva estrategia de marketing y comercial, que potencie las singularidades de esta magnífica propiedad y contribuya a su fortalecimiento como producto, al tiempo que su mejor conocimiento, a una mayor ocupación y una mejora de la rentabilidad de su explotación.

Con un trabajo integral en la generación de una nueva identidad como hotel, pero sin perder ninguno de sus atributos de hotel boutique o con encanto, en el ámbito rural andaluz, se trabaja en una nueva estrategia para generar no sólo dicha identidad, sino una nuevo mix de productos y servicios, que potenciados con una mejora en su distribución “on-line” y una comercialización tradicional “off-line”, permitan alcanzar estos objetivos.

Erigido en un antiguo cortijo-almazara del siglo XVII, entre olivos centenarios y viñas de la mágica Ronda (Málaga), sus estancias, otora morada de sus propietarios, se transforman en un hotel de lujo, sin perder su carácter hogareño y familiar.

El Boutique Hotel Molino del Arco, se erige en un antiguo cortijo-almazara del siglo XVII, entre olivos centenarios y viñedos, con todo el magnetismo que le da la ciudad de Ronda y sus extensos parajes naturales.

Tres jóvenes paisajistas requirieron al arquitecto ya difunto Miguel Fisac, para que les ayudase en el diseño de los 10.000 metros cuadrados de jardín con los que cuentan los huéspedes. El resultado revela lo obvio del acierto. El perfume árabe rezuma de los olivos y los frutales, regados según dicta la tradición.

La serenidad del campo y la elegancia de las casas nobles rondeñas, inspiraron a las interioristas para crear la acogedora y equilibrada atmósfera de las 19 habitaciones y suites, cada una de ellas distinta y equipada con todas las comodidades que el ocio y el descanso requieren, y a las que otras tantas variedades de aceituna les dan su nombre.

Las habitaciones caracterizadas por un escrupuloso respeto a la arquitectura original de los espacios que en su origen conformaron el cortijo y a sus elementos. Techos abovedados, vigas de madera, suelos de barro y piedra.

Y tras sus ventanas, los patios, el olivar, el viñedo y el jardín: melancólico en otoño, espléndido y lleno de vida en primavera y fresco en verano. Sonidos, los del agua. Y en el horizonte, Ronda.